miércoles, 18 de mayo de 2011

Trabajo del libro Mal de Escuela de Daniel Pennac

DIÁLOGO SOBRE EL "MAL DE ESCUELA"


Un profesor de segundo de bachiller manda a sus alumnos como lectura obligatoria el libro Mal de Escuela de Daniel Pennac. Tras su lectura…

- ¿Qué os ha parecido el libro?

- Muy interesante, sobre todo me ha gustado el capitulo donde aparece Maximilien, me recuerda a mi vecino Antoine. Me suele hablar de malos modales excepto los días que necesita ayuda con sus deberes, ahí sí que sabe utilizar la palabra por favor. En el fondo es un buen chico, inteligente pero con pocas ganas de trabajar, como dice Pennac “un ejemplo del zoquete contemporáneo”.

- Muy bien Ana. A ver, los demás, quiero escuchar más opiniones.

- A mí sobre todo me ha llamado la atención la parte donde habla de esos padres que creen que querer a su hijo significa consentir sus caprichos comprándole todo lo que pida. Yo creo que el consumismo no es sinónimo de amor paterno.

- Llevas razón Cristina, lo único que se consigue con eso, en la mayoría de los casos, es que esos chicos no sepan apreciar lo realmente importante, no las cosas materiales. Y que para conseguir algo en la vida es necesario esforzarse. ¿Y tú Carlos? Que estás ahí tan callado, ¿qué opinas? ¿acaso no has leído el libro?

- Sí lo he leído, pero creo que la opinión de un antiguo mal alumno no sirve para ayudarnos. Además, habla demasiado sobre la antigua escuela, hoy en día a cambiado mucho lo que pasa tanto en lo familiar como escolar. Sus ejemplos no me aportan nada.

- ¿Realmente crees que la escuela ha cambiado tanto? Piénsalo bien Carlos. ¿Acaso no hacemos dictados con sus inseparables faltas de ortografía?. Antes el profesor escribía en la pizarra y ahora escribe en un power point, pero en esencial, lo que se enseña y se transmite es lo mismo. Solo se han modernizado los medios. 2 + 2 siempre serán 4, se escriba con tiza o en un teclado. Sin embargo, estoy de acuerdo contigo en que lo familiar ha cambiado mucho en los últimos años, antes el profesor asustaba a los alumnos y ahora son los alumnos quienes asustan al profesor.

- Profesor, sobre estos comentarios ¿pondrá nota?

- ¿Tan importante es para ti, Carlos?

- Sí, pues a diferencia de mis compañeros, estoy criticando el libro y eso me perjudicará.

- Verás chico, para mí no hay comentarios buenos ni comentarios malos, todos los puntos de vista son válidos, simplemente son opiniones diferentes, y las opiniones deben ser valoradas positivamente. Ahora os planteo yo una pregunta. ¿Quién creéis que lo pasa peor? ¿Los padres al ver que sus hijos son expulsados de cada colegio al que van, que suspenden un curso tras otro?¿O el niño/a al ver que es expulsado, que no le gusta estudiar o le cuesta y aun así se le insiste y obliga a ello? Si habéis leído el libro, sabréis de que hablo.

- Los alumnos- dice María.

- Siempre los alumnos son los más perjudicados- añade Carlos.

- ¿Ah, sí?, ¿tan seguros estáis de ello? ¿Acaso no comenta el libro que al principio de cada curso son muchos los padres que se rompen la cabeza buscando un colegio que acepte escolarizar a su hijo problemático?.

- Sí profesor, pero el alumno también lo pasa mal al ser forzado a hacer algo para lo que piensa que no sirve.

- Correcto Ana, y si a esto le sumamos los problemas familiares (muchas veces existentes), nos encontramos ante una situación complicada de resolver. Pero tenéis que daros cuenta que tanto unos como otros lo pasan mal en estos casos. No siempre es el alumno la única víctima.

Muy bien chicos, por lo que veo, en general habéis hecho una buena lectura. Espero que os sirva para reflexionar sobre el estado actual de la educación y que veáis que nos queda un gran trabajo por delante.

REFLEXIÓN PERSONAL

Nos han gustado las ideas expuestas en el libro. Pensamos que refleja la actitud y situaciones que vive un “mal alumno”. De todo ello queremos resaltar como en muchos casos aun consiguiendo algo que nos cuesta mucho esfuerzo, no llega a valorarse por la sociedad, como el caso del autor del libro, pues aunque llega a ser un buen profesor su madre sigue viéndolo como el mal alumno que fue y le exige todavía más.


AUTOEVALUACION

Con la elaboración de este dialogo pensamos que hemos reflejado la lectura y comprensión del libro “Mal de Escuela”.

Con la redacción de este dialogo hemos intentado plasmar a través de alumnos, aquellas ideas que más nos han impactado o llamado la atención, y los conceptos principales que Daniel Pennac con su libro nos ha transmitido.

Por ello, pensamos que deberíamos estar “Aptas” en esta prueba de evaluación. Si tuviéramos que asignarnos una nota numérica, calificaríamos nuestro trabajo con un 9, pues el objetivo del trabajo es demostrar la lectura del libro mediante una redacción original, y creemos que lo hemos logrado.


Hecho por: Gema Sanchis y Amalia Del Valle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario