jueves, 28 de abril de 2011

Relato: La historia de Jorge.

DISMINUIR LAS DIFERENCIAS SOCIALES

Jorge García es un niño de 12 años, que acaba de empezar 1º de ESO, es su primer año en el instituto. Como cualquier niño de su edad vive en la casa de sus padres, con ellos y sus dos hermanos menores, todos son amantes incondicionales del deporte, excepto él, que cambia las deportivas por el ordenador y los balones por los juegos de rol. Como se puede deducir del mote que utilizan sus compañeros de clase (Moby Dick) se trata de un chico con un sobrepeso considerable a la vez que torpe en el deporte.


Cada mañana los tres hermanos desayunan juntos en la cocina de casa y vivéndose siempre la misma escena: Andrés y Cristian hacen comentarios despectivos sobre la apariencia de Jorge, criticando cada bocado que da a las tostadas. Al llegar a clase, la situación no es muy distinta, Jorge es la diana de todas las críticas y burlas de sus compañeros, únicamente cuenta con la amistad de Pedro, el chico nuevo de clase que ha depositado su confianza en él.
Pedro ha sido durante mucho tiempo el capitán del equipo de fútbol de su anterior colegio, además ha formado parte en torneos internacionales infantiles y benjamines. Ahora está entrenando para poder pasar las pruebas y entrar así en el equipo del instituto. Pedro insiste mucho a Jorge para que se presente con él a las pruebas, hasta el punto de que ha conseguido que empiece a dejar de lado el ordenador y se una a acompañarle en algunos entrenamientos. Parece que a Jorge le va gustando esto del fútbol así que decide presentarse para las pruebas como portero ya que es lo que mejor se le da.

El día de las pruebas hay muchos chicos dispuestos a entrar pero de los 18 chavales que pueden hacerlo todos creen que 14 serán los mismos que jugaban el año pasado ya que son de muy buena calidad. Todos tienen que pasar por todas las pruebas (delantero, portero, central, etc.), el entrenador elegirá a quien crea conveniente y luego le adjudicará su puesto, así pues, los dos muchachos van todo el rato juntos. Están muy nerviosos pero también muy dispuestos a esforzarse al máximo para conseguir pasar las pruebas.

Tras realizar algunas buenas acciones y cometer algunos fallos se acaba la prueba. Pedro está muy contento al salir de allí, sin embargo Jorge cree que no conseguirá entrar en el equipo… ¡Lástima que tengan que esperar al día siguiente para saberlo!


Finalmente Jorge no entró en el equipo, pero gracias a Pedro consiguió que el resto de sus compañeros le aceptaran tal y como es. Algo gordito, aficionado a leer y con poca capacidad deportiva, pero ahora sabe que con empeño se pueden conseguir las cosas y que un poco de práctica deportiva no le viene mal a nadie.



AUTOEVALUACIÓN


Nuestra historia es un claro ejemplo de cómo a través de la educación se pueden disminuir las diferencias sociales de las personas.
Así pues, Jorge no tenía esperanza alguna en que la gente de su alrededor (sobre todo sus hermanos y compañeros de clase) lo tratara con el respeto y la dignidad que toda persona merece. Sin embargo, gracias a su amigo Pedro, consigue la motivación que necesitaba para intentar superarse y demostrar que aunque no consiga finalmente el objetivo de entrar en el equipo de fútbol, es capaz de realizar el proceso correcto de esforzarse y sentirse mejor consigo mismo para que posteriormente los demás se metan con él. Aquí se refleja el principio de igualdad de oportunidades.






Nombres: Del Valle Cebrián, Amalia
Porcar Orihuela, Mª José
Tortosa Amorós, Ana Mar

No hay comentarios:

Publicar un comentario