jueves, 19 de mayo de 2011

Trabajo sobre la innovación en las aulas.

¿TODO CAMBIO IMPLICA MEJORA?

Cuando hablamos de innovación nos vienen a la cabeza distintos conceptos como son los de novedad, invento, cambio, progreso, e incluso mejora, pero… ¿Realmente obtenemos mejoras cuando innovamos en nuestras clases?

Desde el inicio de la elaboración de este trabajo se nos ocurre una cuestión considerablemente importante: ¿Qué es realmente innovar? En los últimos años, con la llegada masiva de nuevas tecnologías, han aparecido en las aulas distintos materiales nuevos que intentan provocar un cambio en el proceso de enseñanza para mejorar el aprendizaje, como pizarras digitales, presencia de ordenadores individuales, uso de materiales audiovisuales, etc. Estos aspectos de innovación nos guían hacia un mundo virtual que cada vez es más amplio y que en ciertos aspectos es tan nuevo para alumnos como para profesores. El dilema lo encontramos cuando debatimos si estos métodos favorecen el proceso de enseñanza-aprendizaje en la educación escolar o por el contrario lo estanca o complica.

Una vez centrados en las clases de Educación Física, podemos encontrar en este sentido novedades o cambios en cuanto a la utilización de materiales tecnológicos, como la Nintendo Wii, la Eye Toy o la Xbox, que permiten al jugador realizar movimientos activos con la utilización de todo el cuerpo adentrándose en un mundo virtual. Pero, ¿realmente se utilizan estas tecnologías en las clases de Educación Física? Y si es así ¿son eficientes? ¿Se llegarían a lograr los objetivos marcados en estas clases con los videojuegos? ¿Podrían cambiarse los patios de las escuelas por un aula llena de videoconsolas?

Un ejemplo reciente lo encontramos en varios centros británicos de la ciudad de Worcestershire, que han incorporado consolas Wii en sus clases de Educación Física. Esta iniciativa se llevó a cabo debido a la poca atención que ofrecían los jóvenes hacia el ejercicio físico en la escuela. Se piensa que este cambio ofrece una solución para que los alumnos ejerciten su cuerpo, ya que de esta manera se produce un importante gasto calórico que ayuda a reducir el porcentaje de obesidad infantil, el cual es muy elevado actualmente. La decisión tomada por estos centros ha recibido el reconocimiento del organismo Youth Sports Trust, que admite que con este proyecto se puede conseguir un aumento de la participación de los jóvenes en actividades físicas.

Pero lo cierto es que hay estudios, como el realizado por la Universidad John Moore de Liverpool, que demuestra que la pérdida calórica ofrecida por estos aparatos es ínfima en comparación con el ejercicio físico o deporte real. A pesar de reconocer que los videojuegos estimulan la práctica física y, de este modo, ayuda a combatir la obesidad y sobrepeso infantil, este estudio afirma la necesidad de realizar una hora de práctica física real diaria para conseguir un gasto calórico elevado. Por tanto, no es sustituible la utilización de dichos aparatos por la práctica deportiva real.

Por otra parte, hay que tener en cuenta otros aspectos de la Educación Física, ¿qué ocurría con los valores intrínsecos y extrínsecos de las clases si las hiciéramos con videojuegos? Con estas nuevas tecnologías podemos motivar a los niños si los profesores no lo logran, pueden participar de manera más activa en las clases, incluso pueden practicar en casa, pero desaparecen muchos otros aspectos que son tanto o más importantes que los citados anteriormente como la cooperación, el compañerismo, la deportividad, la búsqueda del fair play, etc., y por tanto no cumplen todos los objetivos que existen actualmente en el currículum de dicha asignatura.

Con todo esto no queremos decir que el uso de videojuegos en los que se practica deporte de forma activa sea perjudicial para la salud sino que, tal y como comenta el artículo Los videojuegos activos y la salud de los jóvenes: Revisión de la investigación de Vicente J. Beltrán, Alexandra Valencia y Juan P. Molina, es necesario analizarlos detenidamente y utilizarlos de forma consecuente con la práctica física, de manera que desarrollemos las clases obteniendo los beneficios deseados dentro del ámbito escolar.

Así pues, del mismo modo que el resto de actividades físicas en los videojuegos, es importante realizar los ejercicios con una buena higiene postural con tal de evitar lesiones. También es muy importante activar el organismo para producir adaptaciones en el mismo, es decir, es necesario que la actividad realizada tenga un mínimo de dinamismo para el organismo para que se provoquen mejoras en el niño y así cumplir los objetivos preestablecidos en la Educación Física.

Con todo lo dicho anteriormente, lo recomendable sería utilizar estas nuevas tecnologías en el caso de existir una desmotivación por parte de los alumnos y siempre combinándolas con sesiones tradicionales en las que, como hemos citado anteriormente, ofrezcan una serie de valores nunca nos proporcionaría un videojuego.

(VÍDEO)

http://www.youtube.com/watch?v=Dbl5uZVy4gs&feature=related



Hecho por: María José Porcar Orihuela, Elena López Cañada y Amalia Del Valle Cebrián.


miércoles, 18 de mayo de 2011

Trabajo del libro Mal de Escuela de Daniel Pennac

DIÁLOGO SOBRE EL "MAL DE ESCUELA"


Un profesor de segundo de bachiller manda a sus alumnos como lectura obligatoria el libro Mal de Escuela de Daniel Pennac. Tras su lectura…

- ¿Qué os ha parecido el libro?

- Muy interesante, sobre todo me ha gustado el capitulo donde aparece Maximilien, me recuerda a mi vecino Antoine. Me suele hablar de malos modales excepto los días que necesita ayuda con sus deberes, ahí sí que sabe utilizar la palabra por favor. En el fondo es un buen chico, inteligente pero con pocas ganas de trabajar, como dice Pennac “un ejemplo del zoquete contemporáneo”.

- Muy bien Ana. A ver, los demás, quiero escuchar más opiniones.

- A mí sobre todo me ha llamado la atención la parte donde habla de esos padres que creen que querer a su hijo significa consentir sus caprichos comprándole todo lo que pida. Yo creo que el consumismo no es sinónimo de amor paterno.

- Llevas razón Cristina, lo único que se consigue con eso, en la mayoría de los casos, es que esos chicos no sepan apreciar lo realmente importante, no las cosas materiales. Y que para conseguir algo en la vida es necesario esforzarse. ¿Y tú Carlos? Que estás ahí tan callado, ¿qué opinas? ¿acaso no has leído el libro?

- Sí lo he leído, pero creo que la opinión de un antiguo mal alumno no sirve para ayudarnos. Además, habla demasiado sobre la antigua escuela, hoy en día a cambiado mucho lo que pasa tanto en lo familiar como escolar. Sus ejemplos no me aportan nada.

- ¿Realmente crees que la escuela ha cambiado tanto? Piénsalo bien Carlos. ¿Acaso no hacemos dictados con sus inseparables faltas de ortografía?. Antes el profesor escribía en la pizarra y ahora escribe en un power point, pero en esencial, lo que se enseña y se transmite es lo mismo. Solo se han modernizado los medios. 2 + 2 siempre serán 4, se escriba con tiza o en un teclado. Sin embargo, estoy de acuerdo contigo en que lo familiar ha cambiado mucho en los últimos años, antes el profesor asustaba a los alumnos y ahora son los alumnos quienes asustan al profesor.

- Profesor, sobre estos comentarios ¿pondrá nota?

- ¿Tan importante es para ti, Carlos?

- Sí, pues a diferencia de mis compañeros, estoy criticando el libro y eso me perjudicará.

- Verás chico, para mí no hay comentarios buenos ni comentarios malos, todos los puntos de vista son válidos, simplemente son opiniones diferentes, y las opiniones deben ser valoradas positivamente. Ahora os planteo yo una pregunta. ¿Quién creéis que lo pasa peor? ¿Los padres al ver que sus hijos son expulsados de cada colegio al que van, que suspenden un curso tras otro?¿O el niño/a al ver que es expulsado, que no le gusta estudiar o le cuesta y aun así se le insiste y obliga a ello? Si habéis leído el libro, sabréis de que hablo.

- Los alumnos- dice María.

- Siempre los alumnos son los más perjudicados- añade Carlos.

- ¿Ah, sí?, ¿tan seguros estáis de ello? ¿Acaso no comenta el libro que al principio de cada curso son muchos los padres que se rompen la cabeza buscando un colegio que acepte escolarizar a su hijo problemático?.

- Sí profesor, pero el alumno también lo pasa mal al ser forzado a hacer algo para lo que piensa que no sirve.

- Correcto Ana, y si a esto le sumamos los problemas familiares (muchas veces existentes), nos encontramos ante una situación complicada de resolver. Pero tenéis que daros cuenta que tanto unos como otros lo pasan mal en estos casos. No siempre es el alumno la única víctima.

Muy bien chicos, por lo que veo, en general habéis hecho una buena lectura. Espero que os sirva para reflexionar sobre el estado actual de la educación y que veáis que nos queda un gran trabajo por delante.

REFLEXIÓN PERSONAL

Nos han gustado las ideas expuestas en el libro. Pensamos que refleja la actitud y situaciones que vive un “mal alumno”. De todo ello queremos resaltar como en muchos casos aun consiguiendo algo que nos cuesta mucho esfuerzo, no llega a valorarse por la sociedad, como el caso del autor del libro, pues aunque llega a ser un buen profesor su madre sigue viéndolo como el mal alumno que fue y le exige todavía más.


AUTOEVALUACION

Con la elaboración de este dialogo pensamos que hemos reflejado la lectura y comprensión del libro “Mal de Escuela”.

Con la redacción de este dialogo hemos intentado plasmar a través de alumnos, aquellas ideas que más nos han impactado o llamado la atención, y los conceptos principales que Daniel Pennac con su libro nos ha transmitido.

Por ello, pensamos que deberíamos estar “Aptas” en esta prueba de evaluación. Si tuviéramos que asignarnos una nota numérica, calificaríamos nuestro trabajo con un 9, pues el objetivo del trabajo es demostrar la lectura del libro mediante una redacción original, y creemos que lo hemos logrado.


Hecho por: Gema Sanchis y Amalia Del Valle.

jueves, 28 de abril de 2011

Relato: La historia de Jorge.

DISMINUIR LAS DIFERENCIAS SOCIALES

Jorge García es un niño de 12 años, que acaba de empezar 1º de ESO, es su primer año en el instituto. Como cualquier niño de su edad vive en la casa de sus padres, con ellos y sus dos hermanos menores, todos son amantes incondicionales del deporte, excepto él, que cambia las deportivas por el ordenador y los balones por los juegos de rol. Como se puede deducir del mote que utilizan sus compañeros de clase (Moby Dick) se trata de un chico con un sobrepeso considerable a la vez que torpe en el deporte.


Cada mañana los tres hermanos desayunan juntos en la cocina de casa y vivéndose siempre la misma escena: Andrés y Cristian hacen comentarios despectivos sobre la apariencia de Jorge, criticando cada bocado que da a las tostadas. Al llegar a clase, la situación no es muy distinta, Jorge es la diana de todas las críticas y burlas de sus compañeros, únicamente cuenta con la amistad de Pedro, el chico nuevo de clase que ha depositado su confianza en él.
Pedro ha sido durante mucho tiempo el capitán del equipo de fútbol de su anterior colegio, además ha formado parte en torneos internacionales infantiles y benjamines. Ahora está entrenando para poder pasar las pruebas y entrar así en el equipo del instituto. Pedro insiste mucho a Jorge para que se presente con él a las pruebas, hasta el punto de que ha conseguido que empiece a dejar de lado el ordenador y se una a acompañarle en algunos entrenamientos. Parece que a Jorge le va gustando esto del fútbol así que decide presentarse para las pruebas como portero ya que es lo que mejor se le da.

El día de las pruebas hay muchos chicos dispuestos a entrar pero de los 18 chavales que pueden hacerlo todos creen que 14 serán los mismos que jugaban el año pasado ya que son de muy buena calidad. Todos tienen que pasar por todas las pruebas (delantero, portero, central, etc.), el entrenador elegirá a quien crea conveniente y luego le adjudicará su puesto, así pues, los dos muchachos van todo el rato juntos. Están muy nerviosos pero también muy dispuestos a esforzarse al máximo para conseguir pasar las pruebas.

Tras realizar algunas buenas acciones y cometer algunos fallos se acaba la prueba. Pedro está muy contento al salir de allí, sin embargo Jorge cree que no conseguirá entrar en el equipo… ¡Lástima que tengan que esperar al día siguiente para saberlo!


Finalmente Jorge no entró en el equipo, pero gracias a Pedro consiguió que el resto de sus compañeros le aceptaran tal y como es. Algo gordito, aficionado a leer y con poca capacidad deportiva, pero ahora sabe que con empeño se pueden conseguir las cosas y que un poco de práctica deportiva no le viene mal a nadie.



AUTOEVALUACIÓN


Nuestra historia es un claro ejemplo de cómo a través de la educación se pueden disminuir las diferencias sociales de las personas.
Así pues, Jorge no tenía esperanza alguna en que la gente de su alrededor (sobre todo sus hermanos y compañeros de clase) lo tratara con el respeto y la dignidad que toda persona merece. Sin embargo, gracias a su amigo Pedro, consigue la motivación que necesitaba para intentar superarse y demostrar que aunque no consiga finalmente el objetivo de entrar en el equipo de fútbol, es capaz de realizar el proceso correcto de esforzarse y sentirse mejor consigo mismo para que posteriormente los demás se metan con él. Aquí se refleja el principio de igualdad de oportunidades.






Nombres: Del Valle Cebrián, Amalia
Porcar Orihuela, Mª José
Tortosa Amorós, Ana Mar

Las dificultades de ser transexual en el deporte

Que el deporte moderno es un ámbito creado por y para hombres es un hecho indiscutible, además es en este campo en el que las diferencias biológicas que existen entre ambos sexos se ven más acentuadas. Hasta hace bien poco, la sociedad en la que vivimos ha defendido no solo que las mujeres eran diferentes a los hombres, si no que éramos inferiores. Así mismo los estereotipos ligados a la feminidad y la masculinidad siguen estando vigentes en nuestro ámbito de actuación, el deporte. De este hecho nace una clasificación que está implícita en la práctica deportiva que separa “deportes para hombres” y “deportes para mujeres”. Los primeros son aquellos que requieren mucho contacto físico y suelen incentivar a los jugadores hacia la agresividad, tales como rugby, fútbol, baloncesto…; mientras que los segundos buscan la estética al practicarlos, deportes gimnásticos en los que, en ocasiones, ni siquiera hay competiciones masculinas oficiales.

Aun con todo, debemos saber que existe otro grupo más desfavorecido: las personas transexuales. A pesar de que la identidad de género tiene que ver con la conciencia de ser hombre o mujer y generalmente coincide con el desarrollo genital externo. En el caso de los transexuales no es tan simple, y hay diferencias entre la identidad de género percibida y el sexo asignado en base a sus genitales.

Existen numerosos casos en el deporte profesional en los que el atleta ha tenido que hacer una elección decisiva: abandonar la práctica deportiva por cambiarse de sexo. Un ejemplo de ello es la atleta Yvonne Buschbaum, pertiguista alemana que anunció su retirada del deporte a pesar de llevar cuatro años entrenando para ir a los Juegos Olímpicos de Pekín, debido a que quería empezar un tratamiento hormonal para convertirse en hombre. Si cuando era mujer ya existía cierta discriminación hacia ella como deportista, aun más ahora que pretende cambiar su sexo. Otro ejemplo, es el de Lana Lawless, campeona transexual en una modalidad de golf en 2008 y a la que le impiden seguir jugando, ya que su sexo de nacimiento no fue el de mujer. Finalmente, cabe destacar la polémica que se desató con el caso de la sudafricana Caster Semenya, campeona del mundo de 800 metros en Berlín (2008), fue sometida a exámenes médicos para determinar con precisión su identidad sexual debido a su portentoso físico y la forma de imponerse a sus rivales, finalmente los resultados obtenidos demuestran que es hermafrodita, pero no se le despojará la medalla conseguida.

En las competiciones se observa una reacción de aversión por parte de sus rivales, ya que interpretan que pueden obtener ventajas en su rendimiento. Pero en todo caso, ¿por qué no pueden seguir practicando deporte a nivel profesional? ¿Por qué se considera hombre en unos aspectos, mujer en otros y en el deporte no tiene cabida? ¿Alguien se plantea la situación personal y afectiva en la que están los atletas expulsados de la competición deportiva por «no ser mujeres u hombres»? Estas cuestiones al igual que otras, carecen de respuesta a día de hoy.

Hasta hace poco no había ninguna regulación que fijara si un deportista debía participar con los de su sexo biológico o con los de su sexo psicosocial (haya realizado o no el tratamiento quirúrgico de cambio de sexo y el cambio registral del sexo en el Registro Civil). Es, tras esta reflexión, cuando planteó el dilema de si podrían tener ventaja sobre los demás deportistas por tener un sexo biológico distinto. En referencia a lo anterior Becerra-Fernández (2003) dice que en este aspecto deberían tener la responsabilidad de decisión las Federaciones Internaciones de cada especialidad deportiva y no los gobiernos los que decidieran las normas a seguir, debido a la unificación en los casos de competiciones internacionales y a la influencia del sexo característica de cada deporte. Pero fue el COI, en 2004, quien contempló expresamente la participación de atletas transexuales cumpliendo unos requisitos mínimos: haber sido sometido a una operación completa de cambio de sexo, reconocimiento legal, tratamiento hormonal aprobado y haber pasado un mínimo de dos años desde el momento de la operación. Pero el problema más destacado no se encuentra en su propia sexualidad sino en la discriminación y marginación que tienen que soportar en el deporte de élite.

Así pues, contando las trabas que le ha puesto la sociedad a este sector de la población y aún sufriendo la marginación de la inmersa mayoría, han formado una federación deportiva propia e incluso organizan sus juegos olímpicos, los llamados “Gay Games”. Los últimos Juegos europeos fueron celebrados en Barcelona (2008) con 5.314 participantes y 30.000 espectadores.

Es una lástima que en pleno siglo XXI sigamos viviendo estas desigualdades, puesto que la práctica deportiva es un derecho universal del que todos deberían poder disfrutar.

Hecho por:

- DEL VALLE CEBRIÁN, AMALIA

- LÓPEZ CAÑADA, ELENA

- PORCAR ORIHUELA, MARÍA JOSÉ

- SANCHIS SOLER, GEMA

- TORTOSA AMORÓS, ANA MAR